¿Cómo realizar una limpieza 100% higiénica? - Blog Edenet - Edenet

Vaya al Contenido

¿Cómo realizar una limpieza 100% higiénica?

Edenet
Publicado por en Noticias Sector ·

Porque no es lo mismo limpiar el polvo que desinfectar una moqueta, realizar una buena limpieza en una casa conlleva emplearse a fondo y utilizar todo tipo de productos específicos para todos los elementos que la componen. Si, además, los productos que se emplean son naturales y respetuosos con el medio ambiente, y no incluyen elementos químicos que pueden ser incluso nocivos para la salud, la eficiencia puede ser absoluta.

Por ejemplo, las alfombras y moquetas son elementos que suelen requerir tratamientos especiales, sobre todo si están realizadas con materiales más o menos delicados, ya que pueden convertirse en refugio de ácaros y hongos.  Por tanto, para limpiar eficazmente una alfombra, en la mayoría de los casos, la mejor fórmula es emplear agua y jabón natural suave o bicarbonato sódico.

De hecho, el bicarbonato sódico, además de desodorizar, permite limpiar, por ejemplo, el suelo o el baño –donde normalmente se emplean los productos más agresivos- añadiendo vinagre y agua más o menos caliente. Además, agregando unas gotas de limón se obtiene un potente limpiador antigrasa, muy eficaz para la cocina y, especialmente, para el horno –caso en el que también se puede añadir un poco de jabón-.

Otro de los limpiadores naturales que se ha empleado durante mucho tiempo en la higienización de los hogares ha sido el vinagre, gracias a que su contenido ácido es un potente desincrustante y desinfectante que, además, previene la aparición de manchas de cal. Por ello, se puede emplear en azulejos, cristales y suelos, incluso si éstos son de madera, ya que, añadiendo un poco de aceite de oliva, además de desinfectar mantiene su brillo original.

No obstante, también se puede optar por productos de limpieza ecológicos, que se venden en tiendas especializadas, y que evitan incluir entre sus componentes determinados grupos de sustancias consideradas nocivas o añadidos químicos de los que se pude prescindir como, por ejemplo, algunas fragancias sintéticas. En estos casos hay que prestar especial atención al etiquetado para asegurarse de que el calificativo "ecológico" puede aplicarse realmente.




Regreso al contenido