El Gobierno prevé que la caída del PIB se desacelere hasta el -1,3% en 2012 - Blog Edenet - Edenet

Vaya al Contenido

El Gobierno prevé que la caída del PIB se desacelere hasta el -1,3% en 2012

Edenet
Publicado por en Noticias Economía ·

El Instituto Nacional de Estadística (INE) apuntó ayer un ligero allegro en la triste sinfonía de la economía española, al avanzar que el PIB nacional cayó sólo el 0,3% durante el tercer trimestre del año, cifra que permite al INE hablar de "una ralentización en la caída del PIB", y alienta las expectativas más favorables del Gobierno.

En círculos próximos a La Moncloa han confirmado a elEconomista que el Ministerio de Economía empieza a barajar ya que la variación negativa de la economía española será sólo del -1,3% a 2012, cuatro décimas por debajo del -1,7% que cifraban las previsiones oficiales del Ejecutivo.

De hecho, el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ha avanzado hoy en el Pleno del Congreso que la caída del PIB a finales de esta año será "previsible y probablemente" inferior al 1,5% previsto en los Presupuestos.

Factores favorables

El buen comportamiento del sector exterior, impulsado por las exportaciones y el turismo y una cierta desaceleración en la caída de la demanda interna son los argumentos que manejan en Economía para fundamentar esta evolución más positiva, aún dentro de la recesión.

Ya el dato del -0,3% adelantado por el INE para el periodo entre junio y septiembre supone mejorar en una décima tanto la caída registrada en el trimestre anterior, como las previsiones del Banco de España que, la semana pasada, anunciaba en su boletín económico una contracción del 0,4%, también para el tercer trimestre del ejercicio.

A pesar de este toque de optimismo, la situación real muestra que, con el resultado del tercer trimestre la economía española acumula cinco trimestres de crecimiento negativo, mientras que, en tasa interanual, el PIB suma ya cuatro trimestres consecutivos de caídas.

Los datos avanzados por el INE elevan también la caída interanual del PIB hasta el 1,6% en el tercer trimestre, tres décimas por encima de la registrada en el segundo trimestre del año, cuando la economía retrocedía el 1,3%.

"La aportación negativa de la demanda nacional, compensada sólo en parte por una contribución positiva del sector exterior" explica este empeoramiento del PIB en términos interanuales.



Contracción atenuada

La variación media anual del PIB, que computa las tasas interanuales de los tres trimestres transcurridos, se sitúa en el -1,2%, que contrasta con el 0,4 positivo con que cerró los nueve primeros meses de 2011, pero que es tres veces inferior al -3,7% que registraba entre enero y septiembre de 2009.

A la espera de conocer los datos definitivos del INE, las estimaciones más recientes sobre la evolución de los distintos componentes del PIB corresponden al citado boletín económico del Banco de España, en el que se apuntaba que la actividad contractiva de la economía española se había "prolongado en los meses centrales del ejercicio", en un periodo caracterizado por el mantenimiento de condiciones financieras adversas, aunque algo más atenuadas que en el trimestre anterior.

El instituto emisor indicaba que el perfil de la demanda entre junio y septiembre se había visto afectado por la anticipación de decisiones de gasto ante la subida del IVA anunciada el 1 de septiembre, y también por el alivio que el plan de pago a proveedores ejerció sobre las cuentas de las sociedades y de los empresarios individuales.

El efecto de estas medidas ha supuesto que la demanda nacional retroceda en el tercer trimestre algo menos que en el trimestre previo, con una caída del 1,2 %, frente al descenso del 1,4% anterior, como resultado de caídas más atenuadas en todos los componentes privados del gasto, en particular en el consumo de los hogares, donde se concentró el efecto de anticipación del IVA.

El consumo público, por el contrario, habría intensificado su trayectoria contractiva entre los meses de julio y septiembre.

Con todo, el Banco de España apuntaba que la demanda interna, tras el retroceso del tercer trimestre, acumula ya un descenso de algo más de 13 puntos porcentuales desde el primer trimestre de 2008.

Respecto a la demanda externa, el Banco de España estima que el sector exterior volvió un trimestre más a tener una contribución positiva al PIB, en este caso del 0,8%, una décima menos que en el trimestre anterior pese al buen tono de las exportaciones, que se vio parcialmente contrarrestado por el repunte de la importación, un dato éste que puede apuntar a un ligero aumento de la actividad.





Regreso al contenido