El PIB español no llegará a perder el billón de euros a pesar de la crisis - Blog Edenet - Edenet

Vaya al Contenido

El PIB español no llegará a perder el billón de euros a pesar de la crisis

Edenet
Publicado por en Noticias Economía ·

[image:image-1]

El Producto Interior Bruto de España sobrepasó por primera vez en la historia el billón de euros en 2007, justo cuando la crisis económica empezaba a dar sus primeros zarpazos. Más de cinco años después, cuando los españoles sufren la peor cara de la recesión con un paro del 25%, ese PIB sigue aguantando por encima de ese simbólico nivel. Y es más, si se cumplen las previsiones, logrará atravesar la situación sin dejar de ser un país “billonario”.
Tras la crisis de los 90 la economía española comenzó a despegar y consiguió duplicar en la década siguiente su PIB. Concretamente, pasó tener una producción de unos 504.000 millones de euros en 1997 al 1.053.161 en 2007. En ese periodo, el país entró a formar parte de la zona euro y su desarrollo se vio impulsado por la burbuja inmobiliaria y el ‘boom’ de la inmigración.
En los últimos cinco años la recesión ha impactado con fuerza en España y la situación es dramática en muchos aspectos como el laboral o en el tema de los desahucios. Sin embargo, en mitad de este pésimo contexto, hay un dato positivo: el PIB español, aunque ha descendido desde el máximo alcanzado en 2008 (1.087.788), no ha bajado del billón de euros y podría lograr no perderlo. Eso sí, esto ha sido gracias, en parte, al efecto de la inflación en el PIB nominal.
Las previsiones de la Comisión Europea aseguran que España decrecerá un 1,4% este ejercicio y el siguiente. Esto supone que el PIB caerá hasta los 1,05 millones este año y al 1,03 en 2012 (ver gráfico). El pronóstico de Bruselas es que a partir de 2014 la economía española comience la recuperación y crezca un 0,8%. De esta forma, el PIB español seguirá perteneciendo al club del ‘billón’ del que forman parte otros cuatro países de la Unión Europea: Alemania (2,6 millones), Francia (2,03), Reino Unido (1,9) e Italia (1,6).

El perfil de la economía ha cambiado

Aun así, lógicamente la economía española no está siendo inmune a la crisis y, de hecho, ha cambiado de forma considerable su composición. El sector que más ha sufrido el impacto es el de la construcción que ha pasado de aportar al PIB un 12,4% en 2007 al 9,3% en 2011. Pero los expertos consideran que el ajuste de esta actividad todavía debería ser mayor para acabar contribuyendo entre un 6% y un 7% a la economía.
También ha sido relevante el descenso de los impuestos netos sobre los productos en este periodo. Concretamente, caen dos puntos hasta el 8,2%. Por su parte, la industria y la agricultura han retrocedido ligeramente (una décima cada una).
Y en este contexto, los servicios han sido los que han tomado el relevo y han pasado de aportar un 59,4% del PIB al 64,7%. De esta forma, la crisis ha llevado a España a profundizar en su perfil de país especializado en los servicios.

El efecto de la población

La experiencia económica demuestra que el crecimiento suele ir de la mano de un aumento de la población y en esos diez años fue importante: de 36,7 millones de españoles se rebasaron los 40 millones en 1999 y los 45 millones en 2007. Es decir, la población del país aumentó en más de ocho millones de personas en este periodo, el equivalente a un 23%. Después, durante la crisis el número de españoles ha seguido subiendo aunque a un ritmo más lento. Concretamente, se prevé que la cifra alcance este año los 47,2 millones, lo que supone un aumento de población en los últimos cinco años del 4,4%.
Para los próximos años las previsiones del padrón apuntan que España perderá población en 2013 por primera vez en más de 40 años y esa tendencia augura un estancamiento de la economía. La explicación es lógica: menos gente para producir hace que la suma agregada de su producto interior no varíe de forma considerable.
El otro efecto de la caída de la población es que el PIB per cápita posiblemente mejorará. En 2008 el PIB por español tocó su máximo los 23.900 euros, a partir de ahí descendió a 22.800 euros en 2009 y 2010. Sin embargo, en 2011 volvió a subir hasta los 23.100 euros y dada la evolución poblacional prevista podría mantenerse esta tendencia. ¿Significa esto que los españoles van a ser más ricos? Con un paro tan elevado, parece muy difícil dar una respuesta afirmativa. Además, a esto se suma la pérdida de poder adquisitivo por el efecto de la inflación. En definitiva, no hay que olvidar que las estadísticas son, a fin de cuentas, estadísticas.




Regreso al contenido